¡Qué onda viajeros!

 

Un día como cualquier otro, caminando por la calle de Pósitos nos percatamos de la existencia de varias galerías, tiendas únicas e interesantes de artesanías y grabado, además de los numerables museos, por eso hoy decidimos platicarles  un poco más y recomendarles en su visita a Guanajuato caminar por esta encantadora y tranquila calle.

 

A principios del XVII era conocida como la calle Real, dado que los demás caminos eran para uso exclusivo de las haciendas de beneficio. Otro dato interesante es que por esta calle se trasladó a la Virgen de Nuestra Señora de Guanajuato a la Basílica en el año de 1696.

 

Además de historia; esta calle tiene lugares increíbles para comprar algún recuerdo original, un café que disfrutar, un libro que leer y un museo que conocer, es por eso que les platicamos...

 

 

 

“La calle de los museos” nosotras así nos referimos al recomendar esta avenida, encuentras más de 4 museos en ella, entre ellos el Museo de Alfredo Duges (interior de la universidad de Guanajuato), el Museo del Pueblo, el Museo S. XXI, el Museo de cera y los famosos Museos de Diego Rivera y Alhóndiga de Granaditas, además de galerías con contextos diferentes.

 

Dicen que si subes corriendo las escalinatas de la Universidad y tocas la puerta... jajajaja ok! ¡No es cierto!... pero no puedes perderte la hermosa vista desde arriba y tomarle una fotografía al guardián de Guanajuato (El pípila).

 

 

Durante el trayecto podrás admirar 3 de las esculturas de bronce nacidas del imaginario fantástico de la artista Leonora Carrington, una de las máximas representantes del movimiento surrealista, de origen inglés y afincada en México desde 1942 hasta su muerte en 2011.

LONCHERÍA LA TORTA DE SANCHO PANZA

¡Este lugar nos fascina!

 

Si tienes tiempo y quieres comer algo casero, abundante, delicioso y sobre todo, económico…¡este es el lugar!

 

De lunes a viernes cientos de estudiantes y trabajadores se dan cita en este lugar para disfrutar ya sea de un buen desayuno que va desde chilaquiles con huevo y frijoles hasta burritos de guisados. Los precios son accesibles y hay desayunos que tienen costo desde $7.00

 

Ya por la tarde, por pagar  sólo $45.00 te sirven un enorme vaso de agua fresca,  entrada, plato fuerte y postre. En las entradas y platos fuertes; tienes para elegir entre dos o tres opciones.  Por lo que nos atrevemos a decir  que hay de todo y para todos los gustos. Dicen por ahí: barriga llena, corazón contento ¡Te aseguramos que quedarás muy satisfecho! 

CAFÉ CONQUISTADOR

De esos lugares que te encuentras por casualidad y no te arrepientes de haber entrado, el olor a café recién tostado es el que te envuelve por completo y en lo único que piensas es en probarlo, súper recomendado un  Expresso Cortado con nuez moscada, para despertar los sentidos y no dejar de disfrutar Guanajuato.

Definitivamente deberíamos dedicarle un post a este encantador lugar:  El Viejo Zaguán.

 

Es un espacio tan íntimo donde hay infinidad de libros maravillosos, tendrás a tu alcance una galería y artesanías mexicanas.

 

Además de ofrecer delicioso café, tendrás también la opción de revisar una buena colección de música que no se consigue en cualquier lugar.

Es como el baúl de los recuerdos del arte, en general se une todo para seducirnos los sentidos.

A lo largo de toda esta hermosa calle se encuentran varios locales que ofrecen infinidad de artículos para todos los gustos, tiendas con un encanto diferente: objetos en miniatura, playeras con estilos mexicanos, comida, música, bares y hasta una platería! Ya les habíamos contado de El corazón de Plata  un lugatr padrísimo en el que puedes encontrar objetos únicos elaborados a mano por verdaderos artesanos.

En el transcurso de la calle puedes encontrar varios hoteles y hostales con diferentes precios para todos los bolsillos.

No queremos terminar sin agradecerles todo su apoyo y participación en nuestras redes sociales, este año tenemos sorpresas y regalos para los viajeros que quieran conocer esta tierra tan chula que los espera con los brazos abiertos.

 

Y como siempre, nos despedimos de ustedes no sin antes decirles que...